viernes, 30 de marzo de 2012

Actualidad nueva especie de lagartija en Colombia

Actualidad
Investigadores descubren que hay diferentes especies de la lagartija lisa o mabuya distribuidas a lo largo del territorio colombiano. Antes se creía que esta población pertenecía a una sola especie. El trabajo de los investigadores de la UN y la UIS de Bucaramanga ha consistido en formular hipótesis de relaciones de parentesco de poblaciones de mabuya distribuidas en el país con poblaciones de especies ya descritas. Este proceso se ha realizado a través de la recolección de ejemplares para analizarlos en el laboratorio y así obtener datos de su secuencia de ADN.

"Toda la información que obtenemos sirve, en parte, para saber cuántas especies hay y para entender cómo llegaron a ocupar su espacio actual; es decir, para determinar si hubo procesos de dispersión y establecer qué factores la produjeron", afirma Martha Lucía Calderón, docente y curadora de la Colección de Reptiles del Instituto de Ciencias Naturales de la UN. 

Asimismo, el grupo de investigadores ha buscado determinar realmente cuántas especies de género hay distribuidas en América Latina. Para ello, intentan reconstruir su parentesco en un contexto histórico y así delimitar las especies, utilizando caracteres moleculares o secuencias de ADN, pues con esta familia de lagartijas resulta bastante complicado un análisis morfológico dada su gran similitud física. 

La mabuya o lagartija lisa, como es conocida por las características de su piel, es la única en Colombia que se reproduce como los seres humanos: no pone huevos para tener sus crías, sino que es vivípara. Esta especie desarrolla placenta, un tejido muy pequeño a través del cual se transmiten los nutrientes de la madre al embrión. Esta placenta es estructural y funcionalmente casi tan compleja como la de los mamíferos, tal como asegura Martha Calderón: "La mabuya es de los pocos reptiles que tienen un modo de reproducción muy particular, pues paren a sus crías directamente, después de una preñez de doce meses. No todos los reptiles se reproducen a través de huevos, que es lo que casi todo el mundo cree". 

El proyecto de investigación 'Sistemática filogenética de las poblaciones de lagartijas del género mabuya (Scincidae) distribuidas en territorio colombiano' comenzó en 2009, y es liderado por Martha Patricia Ramírez, profesora de biología de la UIS, Martha Lucía Calderón, coinvestigadora, un estudiante de doctorado de la UN y un asesor internacional. 

Trabajar con estos reptiles no ha sido sencillo. El muestreo realizado incluye San Andrés y Providencia, algunas regiones del Caribe, la zona andina, el Chocó biogeográfico y parte de los Llanos Orientales. Sin embargo, los investigadores han tenido que enfrentar diversos problemas burocráticos para poder obtener permisos ante al Ministerio de Ambiente, y han tenido que limitar las zonas de muestreo precisamente por la dificultad para obtener los permisos, el tiempo de espera y el dinero para costear estos trámites, a pesar de estar financiados por Colciencias. 

Los resultados finales de la investigación estarán disponibles en el segundo semestre de 2012 y servirán para revelar la verdadera diversidad de este grupo de lagartos. Pues siempre se ha pensado que existe una sola especie altamente distribuida en el país, pero con este hallazgo se han logrado reconocer hasta el momento cinco de ellas. 

"Nosotros muestreamos prácticamente a lo largo de todo el país, secuenciamos algunos genes y, a través de algunos análisis filogenéticos, obtuvimos el patrón de relaciones históricas, es decir: cuál se parece más a cuál históricamente hablando. Juntando toda la información de distribución de todas estas poblaciones, encontramos hasta este momento que existen cinco linajes que potencialmente corresponderían a especies distintas", asegura la profesora Calderón. 

El muestreo realizado permitió encontrar características de la mabuya que habrían sido imposibles de detectar con un estudio morfológico. La primera fase de la investigación consistió en el conocimiento de la diversidad colombiana, su origen y distribución. La segunda fase fue indagar acerca de cómo se generó esa diversidad, si fue la geografía, la dispersión o las barreras climáticas. 

27 especies

Por otra parte, la literatura científica ha descrito 27 especies de esta lagartija, contando información de morfología y datos de moléculas, y los investigadores han encontrado cinco grupos o linajes y han logrado establecer el grado de parentesco entre algunas especies. "El caso es que hay unas poblaciones que están más relacionadas entre sí que con otras. Teniendo en cuenta ese parentesco, nosotros definimos cinco grupos históricos que llamamos linajes. Y en un par de casos coinciden con especies que ya se habían descrito en la literatura, pero que no se habían reportado para el país", asegura Calderón. 

Finalmente, la distribución de las mabuyas en Colombia resulta interesante para la ciencia, pues es difícil establecer con exactitud cómo llegaron a ocupar ciertos territorios. Así lo explica Martha Calderón: "Las lagartijas también se dispersan y la gente no lo cree. Ellas se pueden subir en balsas de vegetación o accidentalmente caer en ellas y son arrastradas por corrientes marinas. Pueden entonces ocurrir procesos de dispersión, de movimiento físico de lagartijas de un lugar a otro a lo largo de grandes distancias". 

Las poblaciones ancestrales estaban distribuidas en todo el territorio antes de que se levantara la cordillera de los Andes. Existe, entonces, la hipótesis de que pudo levantarse y separar a las poblaciones, con lo cual se volvieron divergentes. Asimismo, las causantes de toda esa diversificación pudieron ser las barreras ecológicas. Es decir, poblaciones ancestrales que constituyen especies diferentes porque hubo un cambio en el clima. Y si las condiciones a las cuales han estado acostumbrados cambian, entonces se restringe la distribución, las especies quedan aisladas y ocupan nuevas zonas. 

Actualmente, existen potenciales especies en Colombia que ocupan nichos ecológicos distintos, en donde varían detalles como la temperatura, la humedad y la vegetación.


   Enlaces de interés

martes, 27 de marzo de 2012

Prostaglandina D2 inhibe el crecimiento del pelo y se eleva en la calva de los hombres con alopecia androgenética

Prostaglandina D2 inhibe el crecimiento del pelo y se eleva en la calva de los hombres con alopecia Restoring the BalanceandrogenéticaLa testosterona es necesaria para el desarrollo de la calvicie de patrón masculino, conocida como la alopecia androgenética (AGA), sin embargo, los mecanismos para el crecimiento del cabello disminuido en este trastorno no están claras. Se demuestra que la prostaglandina D 2 sintasa (PTGDS) se eleva a los niveles de ARNm y proteínas en el cuero cabelludo calvo en comparación con el cuero cabelludo, pelo de los hombres con AGA. El producto de la actividad de la enzima PTGDS, prostaglandina D 2 (PGD 2 ), es igualmente elevado en el cuero cabelludo calvo. Durante el ciclo folicular normal en ratones, Ptgds y PGD 2 aumentar los niveles inmediatamente anteriores a la fase de regresión, lo que sugiere un efecto inhibitorio sobre el crecimiento del cabello. Se demuestra que el PGD 2 inhibe el crecimiento del cabello en explantados folículos pilosos humanos y cuando se aplica tópicamente a ratones. Inhibición del crecimiento del pelo requiere la PGD 2 receptor de la proteína G (guanina heterotrimérica nucleótidos)-receptor acoplado 44 (GPR44), pero no la PGD 2 del receptor 1 (PTGDR). Por otra parte, nos encontramos con que un ratón transgénico, K14- PTGS2 , que apunta a la prostaglandina-sintasa 2 endoperóxido expresión a la piel, muestra elevados niveles de PGD 2 en la piel y se desarrolla la alopecia, la miniaturización folicular, y de hiperplasia de la glándula sebácea, que son todos los sellos de los derechos humanos AGA. Estos resultados definen PGD 2 como un inhibidor del crecimiento del pelo en la AGA y sugieren que la DGP 2 -GPR44 vía como una posible diana para el tratamiento.
Cita: La Garza, Y. Liu, Yang Z., B. Alagesan, JA Lawson, SM Norberg, Loy DE, Zhao T., Blatt HB, Stanton DC, Carrasco, L., G. Ahluwalia, Fischer SM, GA FitzGerald, G. Cotsarelis, prostaglandina D 2 inhibe el crecimiento del pelo y se eleva en la calva de los varones con alopecia androgenética. Ciencia. Trad. Med. 126ra34 (2012).

domingo, 25 de marzo de 2012

Productos químicos del medio ambiente en plástico orina de los niños - Medicina - FAZ

Productos químicos del medio ambiente en plástico orina de los niños - Medicina - FAZ19038929todo es hormonal, que es hormonalmente activos. Los disruptores endocrinos llamó a los expertos identificar las sustancias químicas ambientales que estropean todo en los animales y los seres humanos, las hormonas sexuales y la tiroides, sino también otras vías metabólicas. Es obvio que esto sucede cuando los medicamentos tales como anticonceptivos que contienen estrógeno llegar a las aguas residuales. Mucho menos se ve que también exhiben sustancias tales efectos hormonales que se pueden encontrar como tributil estaño en anti-microbiana ropa deportiva que puede ser alquilfenoles en la crema de afeitar o bisfenol A casi omnipresente, que está en la capa blanca interior de las latas de alimentos, en las lentes de contacto de plástico en blanco empastes o encontrado en los medios.
Más y más médicos interesados ​​en los peligros que suponen los productos químicos del medio ambiente, especialmente el endocrinólogo como especialistas en el equilibrio hormonal. En su congreso anual en Mannheim, uno podía aprender en la última semana del químico Holger Koch, de lo difícil que es cuantificar estos riesgos con precisión. Koch, que es en el Instituto para la Prevención y Medicina del Trabajo Alemán seguro social de accidentes, Ruhr-Universität Bochum trabajado incluso en declive, el ejemplo de los ftalatos en qué medida depende de una metodología de medición sofisticado para detectar la contaminación.

En papel de aluminio, suelas de zapatos, juguetes

Los ftalatos se utilizan principalmente como plastificantes para PVC de plástico, que están presentes en la vida cotidiana de todos. Para sellar y aislar las películas que contienen, así como los pisos, cables y componentes de vehículos. Se encuentran en las suelas de zapatos, los juguetes, cosméticos y envases de plástico para el almacenamiento de partir el pan. No menos importante, que se encuentran en toda la industria médica, en tubos, bolsas de sangre, guantes, catéteres, máscaras de oxígeno y como recubrimiento de las cápsulas farmacéuticas, que resisten el ácido del estómago. En principio, se toma desde el aire, a través de la piel ya través de los ftalatos de los alimentos. De ftalatos en un producto no necesariamente puede cerrar a su peligro potencial. Esto también se aplica al contenido en el aire. Por lo tanto, a pesar de que el estudio tenía el gobierno federal para la conservación del medio ambiente y la naturaleza en el último año atrajo mucha atención, lo que demuestra que el Phthalatkonzentration es más alto en el aire interior de los jardines de infancia, muchas veces en los hogares. Pero: ¿Qué significa esto para el organismo de los niños es mucho menos clara. Así que había ya en la fase piloto de un importante estudio de seguimiento de los niños mostró que a pesar de polvo de la casa de alta Phthalatgehaltes no constituye necesariamente una fuente importante de estrés para los niños, niñas y adolescentes.
Los Phthalatnachweis en los fluidos corporales como la sangre o la orina es mucho más significativa. Este bio-vigilancia se considera la mejor medida pero de forma independiente para formar una especie de contaminación de la integral exterior de la tensión interna. Como explica Koch en Mannheim, uno no debe ser el contenido para medir la carga sobre la base de las distintas sustancias o sus metabolitos. Usted tiene que considerar Gesamtphthalatcocktail la carga total, de lo contrario se corre el riesgo de subestimar el riesgo. Así, aunque los ftalatos individuales de dosis diarias definidas, su inclusión se considera tolerable.Examinando los efectos de las mezclas, sin embargo, resulta que tres o cuatro sustancias, que son cada uno en sí mismo por debajo de la dosis tolerable, puede tener una cantidad medible de sus efectos nocivos y hormonal. En un estudio de las once escuelas de las muestras de orina fueron recogidas allí, inscrito cinco o seis años de edad, los niños. Con el 24 por ciento de los niños del índice total de la carga máxima permitida se ha superado más de la mitad de los niños superó el límite del cincuenta por ciento de las ingestas diarias tolerables y algunas de las cargas máximas medidas fueron mucho más grande que los límites permitidos.Excesos de preocupación similares se encontraron en una cohorte de mujeres embarazadas en los Estados Unidos. Esto significa que pueden venir de cualquier lugar de los ftalatos detectados, son grupos de riesgo tales como niños y mujeres embarazadas demostraron una alarmante concentración. Estos resultados reflejan generalmente actual, y luego cocinar en Mannheim, no sólo un motivo de preocupación, pero también dio lugar a consideraciones prácticas, para reducir el uso de los ftalatos con claridad que antes. En la actualidad, el ftalato de nuevo en el Prüfagenda la Comisión Americana de Protección del Consumidor (CHAP).

Reducción de la fertilidad

Trabajo ftalatos antiandrogénico, que debilitan el efecto de las hormonas masculinas, al suprimir la producción de testosterona. En la fase vulnerable de la maduración sexual en estudios con animales realizados en ratas, muestra como la castración y la feminización del feto: la "Phthalatsyndrom". Se restringió la desfiguración de los genitales externos, testículos no descendidos, de defectos de la producción de espermatozoides, la fertilidad, las formas de las plantas pezones en el hombre, no - como sería lo normal - de ida y ser particularmente característica es una distancia reducida entre el ano y los genitales. A pesar de esta tendencia negativa es muy similar al síndrome de disgenesia testicular tiene la gente y con lo cual su incremento con el aumento de la exposición a sustancias químicas ambientales en combinación, no hay causa-efecto completo de la cadena de evidencia de esto.
Por lo menos ahora hay cuatro ftalatos (DEHP, DIBP, DnBP y BBP) clasificados como tóxicos o tóxicos para la reproducción, juguetes de los niños y los cosméticos están prohibidos en los productos sanitarios es su uso para identificar a por lo menos. Para los consumidores, la situación es confusa, sin embargo, hay una gran cantidad de otros nuevos y los ftalatos, en sustitución de los plastificantes tradicionales, cuyo potencial de riesgo es mucho menos estudiada.El volumen total de los plásticos producidos hace que el contacto con ellos mezclados en los plastificantes inevitables. A nivel mundial produce más de 250 millones de toneladas de plástico, una cuarta parte de ellos en Europa, siete y medio por ciento en Alemania. Sólo de plástico blando PVC comprende alrededor de un tercio de los ftalatos, la producción mundial en 2008 fue de alrededor de cinco millones de toneladas y en aumento. En Europa occidental, aproximadamente un millón de toneladas de ftalatos se consumen. En la página web de la Agencia Federal del Medio Ambiente es una presentación completa, al no encontrar una útil lista de alternativas para los productos de consumo. La presión de los compradores y los consumidores serán cada vez mayor. Como una indicación de que el cambio inminente y productos de boicot de los ftalatos pueden ser utilizados, algunas empresas que se han cambiado por completo y por lo tanto, anuncian que sólo usan plás

viernes, 16 de marzo de 2012

Ftalatos toxicos en los cosmeticos

 Ftalatos toxicos en los cosmeticosNo es que se note por el color, el grueso o el brillo, pero el barniz para las uñas no es lo que solía ser. El año pasado, muchos barnices para las uñas contenían sustancias poco conocidas que hacían el producto más flexible y resistente. Este año, algunas de las principales marcas, incluyendo a Revlon, Estee Lauder y L'Oreal, retiraron la sustancia y la reemplazaron con otro ingrediente dirigido a lograr lo mismo.

El ingrediente original es una de tres sustancias relacionadas que se han convertido en el centro de un creciente debate sobre la seguridad de los cosméticos. Se llaman “ftalatos”, y son usadas también en fragancias, lociones, champús y fijador para el cabello. Los fabricantes de cosméticos retiraron las sustancias de estos productos, pero de ninguna manera todas ellas. Prácticamente todas las fragancias contienen “ftalatos”.

Algunas investigaciones sugieren que una exposición a niveles elevados de ciertos “ftalatos” podrían causar cáncer o anormalidades del sistema reproductor en ratas y ratones de laboratorio. Un pequeño estudio publicado en mayo sugirió que los infantes expuestos a mayores niveles de “ftalatos” en la matriz tienen mayores probabilidades de mostrar lo que podrían ser anomalías en la ubicación de su pene. Asimismo, el año pasado, la Unión Europea prohibió el uso de dos “ftalatos” cruciales en productos de belleza.

Al retirar los “ftalatos”, los fabricantes de barniz para las uñas con mercados mundiales tuvieron solamente la intención de cumplir la nueva ley, no de admitir que las sustancias puedan ser peligrosas. Al contrario, sus científicos alegan que los “ftalatos” en los productos de belleza no representan un riesgo para los humanos. Y muchos otros científicos se muestran de acuerdo.

“Hay verdaderas incertidumbres acerca de los estudios en animales”, aseguró el doctor Michael Thun, jefe de investigación epidemiológica de la Sociedad contra el Cáncer de Estados Unidos. “Uno, tratamos con una especie distinta. Dos, están extrapolando a partir de una dosis elevada hacia dosis bajas”.

Muchos, si no es que la mayoría de los usuarios de maquillaje nunca han escuchado de los “ftalatos”. Pero, en tanto se calienta el debate acerca de su seguridad, la extraña palabra podría volverse más conocida. Y los consumidores podrían preguntarse cada vez más si su barniz de uñas, su lápiz labial, su perfume, su loción y su champú son seguros. “Comienzan a escuchar palabras como defectos de nacimiento”, señala Linda Wells, editora de la revista Allure. “Es una de esas cosas que hacen presa de los temores que todo mundo siente”.

Las agencias estadounidenses han examinado los “ftalatos” en los cosméticos y, hasta ahora, encuentran pocos motivos para preocuparse. En el 2000, por ejemplo, el Programa Nacional de Toxicología, una división del Departamento de Salud y Servicios Humanos, halló que el riesgo de exposición a “ftalatos” debido al barniz y otros cosméticos es para la mayoría de las personas de mínima a insignificante. La Oficina de Alimentos y Fármacos no ha encontrado riesgos por usar maquillaje que contenga “ftalatos”, según una vocera.


No es sorprendente que la industria de los cosméticos encuentre también poco de qué preocuparse. En 2003, la comisión de Revisión de Ingredientes de Cosméticos, un grupo de investigación financiado por la Sociedad de Cosméticos, Artículos de Tocador y Fragancias, revisó la investigación de tres “ftalatos” usados en cosméticos -DEP diethyl ftalato), DMP (dimethyl ftalato) y DBP (dibutyl ftalato)- y llegaron a la conclusión de que no hay evidencia de que sean perjudiciales para los humanos. “Puedo asegurarle al público estadounidense que dichas sustancias son seguras”, afirmó la doctor Wilma F. Bergfeld, presidenta de la comisión de revisión y jefa de investigación clínica de dermatología de la Clínica Cleveland.

También son omnipresentes. Cuando los científicos del Centro para la Seguridad en la Comida y la Nutrición Aplicada de la OAF analizó la constitución química de 48 cosméticos de consumo -incluyendo productos para el cabello, desodorantes, lociones, cremas, barnices para uñas, fragancias y lavados para el cuerpo- hallaron por lo menos un “ftalato” en la mayoría de ellos. Los “ftalatos” suelen ser usados para que las esencias y los colores duren más.

Asimismo, las sustancias fueron halladas en algunos repelentes de insectos, detergentes, productos de vinil como abrigos y cortinas para regadera, equipo médico y empaques de comida (las sustancias ayudan a hacer flexibles los plásticos).

Las personas absorben las sustancias mediante la piel o la base de las uñas o las ingiere en los alimentos o la respira en el aire. Un estudio realizado en el 2000 por los Centros para el Control de Enfermedades reveló que más de 75% de los estadounidenses examinados mostraba rastros de “ftalatos” en su orina.