Ingredientes huevoSe comentan unos carteles recientemente difundidos por Internet y que han tenido una difusión notable -viral-, sobre los ingredientes de distintos alimentos. Se comentan algunos errores y erratas de la información contenida, que pueden crear algunos preconceptos químicamente erróneos. Se evalúa si esos carteles pueden ser útiles para modificar la quimiofobia galopante. Y mi opinión es que no...
Entre el mundo quimiofílico han corrido como la pólvora -difusión viral, la llaman ahora- unas imágenes sobre la composición de algunos alimentos, que ha diseñado y publicado el prof. James Kennedy, de la Monash University de Melbourne, Australia. En uno de sus múltiples blogs, afirma de sí mismo que explica cómo enseñar química en secundaria, que se considera entre vegetariano y vegano, que tarda un mes en acabarse una pastilla de chocolate, que estudia y practica un poco el budismo, que no leyó ningún libro hasta los 23 años, y que vivió tres años en China. Una de sus direcciones es esta: [+].
Tiene diferentes posters, que se pueden descargar gratuitamente, y comprar en papel-y en versión camiseta también- con la foto de un alimento, y su composición química. He reproducido aquí la del huevo y la del plátano. En una primera versión, -en mi blog en catalán- había incrustado las imágenes en inglés, pero con una velocidad increíble el prof. Kennedy me mandó las versiones de las imágenes en español. Mi agradecimiento.
Nota adicional 26-1-14 El autor de las traducciones de los carteles de alimentos ha sido Mauricio-José Schwarz, según cuenta en su entrada de Naukas [+].
Ingredientes huevo
Las imágenes son visualmente atractivas, y quizá eficaces. Han sido reproducidas en muchos blogs, con muchos entusiastas de la química totalmente seducidos. Pero vamos a criticarlas...
Les veo un par de limitaciones - las mismas que encontré cuando salió una información similar sobre "Cómo etiquetamos un tomate[+]- y algunos errores.
Vamos a analizar el cartel del huevo-totalmente-natural. Los comentarios para el huevo pueden extrapolarse al plátano.
No me hace especialmente feliz el uso del término Ingrediente. En sentido estricto, los ingredientes son las sustancias que uno compra, mezcla y procesa para obtener un producto previamente no existente. Por ejemplo, el Nesquik, la Nocilla o una madalena. La información que se da en las imágenes no se refiere aingredientes de un huevo ni de un plátano. La gallina no ha mezclado nada en su cuerpo para hacer un huevo. Lo que aparece en el cartel es el análisis químico cuantitativo, o composición, de un alimento. Se asemeja más a la información nutricional o a la composición de una agua mineral. Ya sé que este argumento es buscar los cinco pies al gato (buscarle tres pies es trivial, como explica Núria Puyuelo [+, catalán]).
Por otra parte, tampoco es legalmente correcto decir que el huevo tiene, por ejemplo, E160c Sí sería correcto decir que el huevo contiene carotenos, producto que cuando es usado por la industria alimentaria como aditivose tiene que indicar en los ingredientes como caroteno o E160c. La normativa de números E es sólo para aditivos de alimentos preparados.
Son pegas menores, ya lo sé. Un poco más graves son los errores. Por ejemplo, faltan compuestos importantes. No aparece, por ejemplo, la lecitina. Otros compuestos son citados vagamente: "derivados del benceno", en contraste con el detalle de otros. Algunos porcentajes, como los de azúcares y de ácidos grasos, suman más de 100.
El principal error, que induce a errores de orden superior, es el hecho de que aparece una lista de ácidos grasoscon sus porcentajes. Pero en el huevo no hay ácidos grasos, sino triglicéridos. Dichos triglicéridos tienen tres ramas, cada una de las cuales derivada de un ácido graso, pero no hay ácidos grasos como tales. Lo mismo puede decirse de la lista de aminoácidos. No hay aminoácidos en el huevo, sino proteínas, interpretables como una sucesión de aminoácidos engarzados por enlaces covalentes, pero los aminoácidos como tales no están el huevo.
El trabajo del profesor australiano es encomiable, pero útil sólo para convencidos. En principio endría que servir para que la gente pensara: "Si un plátano tiene carotenos, que en la industria son el E160a, no hace falta que me alarme por el hecho de que a la Coca-cola le echen E150d, que es caramelo de sulfito amónico". ¿Alguien cambiará su manera de pensar una vez leído el trabajo de Kennedy? De hecho, un comentario leído en una web que describía esos carteles rezaba que "la química producida por la naturaleza no presenta problemas porque nuestros cuerpos ya están preparados para comerla, porque somos naturaleza. En cambio, no estamos preparados para comer la química artificial de los laboratorios y las industrias".
Apreciado lector, ¿serías capaz de replicar a este argumento, que es erróneo y/o falaz?

Ingredientes banana