martes, 28 de enero de 2014

Las diferencias de sexo en la connectome estructural del cerebro humano

Las diferencias de sexo son de gran interés científico y social, debido a su importancia en el comportamiento de los seres humanos y las especies no humanas. Este trabajo es muy importante porque estudia una población muy grande de 949 jóvenes (8-22 de y, 428 machos y 521 hembras) mediante el connectome estructural basada en la difusión del cerebro, la identificación de nuevos diferencias sexuales. Los resultados establecen que los cerebros masculinos están optimizados para los cerebros intrahemispheric y femeninos para la comunicación interhemisférica. Las trayectorias de desarrollo de los machos y las hembras se separan a una edad temprana, lo que demuestra grandes diferencias en la adolescencia y la edad adulta. Las observaciones sugieren que los cerebros masculinos están estructurados para facilitar la conectividad entre la percepción y la acción coordinada, mientras que los cerebros de las mujeres se han diseñado para facilitar la comunicación entre los modos de procesamiento analítico e intuitivo.

Abstracto

Las diferencias sexuales en el comportamiento humano mostrar la complementariedad de adaptación: Los varones tienen mejor motor y las habilidades espaciales, mientras que las mujeres tienen las habilidades de memoria superior y la cognición social. Los estudios también muestran diferencias de sexo en el cerebro humano, pero no explican esta complementariedad. En este trabajo, modelamos el connectome estructural utilizando imágenes de tensor de difusión en una muestra de 949 jóvenes (de entre 8 a 22 y, 428 varones y 521 mujeres) y descubrimos diferencias sexuales únicos en la conectividad cerebral en el curso del desarrollo. -Conexión sabio análisis estadístico, así como el análisis de las medidas de la red regional y mundial, presentan una descripción completa de las características de la red. En todas las regiones supratentoriales, los varones tuvieron una mayor conectividad dentro del hemisferio, así como una mayor modularidad y transitividad, mientras que entre los hemisferios conectividad y la participación cruzada módulo predominaron en el sexo femenino. Sin embargo, este efecto se invirtió en las conexiones del cerebelo. El análisis de estos cambios de desarrollo demostró diferencias en la trayectoria entre hombres y mujeres, principalmente en la adolescencia y en la edad adulta. En general, los resultados sugieren que los cerebros masculinos están estructurados para facilitar la conectividad entre la percepción y la acción coordinada, mientras que los cerebros femeninos están diseñados para facilitar la comunicación entre los modos de procesamiento analítico e intuitivo.