jueves, 30 de enero de 2014

Las muertes atribuidas directamente al cambio climático arrojan sombra sobre pingüinos

Varios grupos de investigación han publicado conclusiones sobre las consecuencias reproductivas de las tormentas individuales o las olas de calor, eventos que, individualmente, son imposibles de vincular al cambio climático. Los nuevos resultados abarcan 27 años de datos recogidos en Argentina bajo la dirección de Dee Boersma, profesor de biología de la Universidad de Washington, con el apoyo de la Sociedad de Conservación de Vida Silvestre, la Universidad de Washington, la Oficina de Turismo de la provincia de Chubut, Argentina, la Sociedad Global Penguin y el de La familia Regina. Boersma es el autor principal de un artículo sobre los hallazgos en la edición del 29 de enero dePLOS ONE .
"Es el primer estudio a largo plazo para mostrar el cambio climático tiene un impacto importante en la supervivencia de los pollos y el éxito reproductivo", dijo Boersma, que ha dirigido el trabajo de campo desde 1983 en el área de cría más importante del mundo para los pingüinos de Magallanes, a mitad de camino por la costa atlántica de Argentina a Punta Tombo, donde residen 200.000 pares de septiembre a febrero para tener a sus crías.
Durante un lapso de 27 años, un promedio de 65 por ciento de los pollos murieron por año, con un 40 por ciento de hambre. El cambio climático, una relativamente nueva causa de la muerte de pollo, mató a un promedio de 7 por ciento de los pollos por año, pero hubo años en que era la causa más común de muerte, matando a 43 por ciento de todos los pollos de un año y medio totalmente en otra.
El hambre y el tiempo probable que interactuar cada vez más como los cambios climáticos, dijo Boersma.
"Polluelos muertos de hambre son más propensos a morir en una tormenta", dijo."Puede que no haya mucho que podamos hacer para mitigar el cambio climático, pero podrían tomar medidas para asegurarse de que la mayor colonia de pingüinos de Magallanes de la Tierra tiene suficiente para comer mediante la creación de una reserva marina protegida, con la normativa en materia de pesca, donde los pingüinos se alimentan mientras que aumentaba pequeños polluelos ".
Las precipitaciones y el número de tormentas por temporada de cría ya han aumentado en el sitio de estudio argentino, dijo Ginger Rebstock, científico investigador de la UW y el co-autor del artículo. Por ejemplo, en las dos primeras semanas de diciembre, cuando todas las chicas son menos de 25 días de edad y los más vulnerables a la muerte temporal, el número de tormentas aumentó entre 1983 y 2010.
"Vamos a ver años donde casi no hay polluelos sobreviven si el cambio climático hace que las tormentas más grandes y más frecuentes en tiempos vulnerables de la temporada de cría como los climatólogos predicen," dijo Rebstock.
Magellanics son pingüinos de tamaño medio de pie cerca de 15 pulgadas de alto y un peso de unos 10 kilos. Los machos de la especie suenan como rebuznos burros cuando vocalizan. De las 17 especies de pingüinos, 10 de la Tierra - incluyendo Magellanics - raza donde no hay nieve, es relativamente seco y las temperaturas pueden ser moderados.
Punta Tombo es tan árida que obtiene un promedio de sólo 4 pulgadas (100 milímetros) de lluvia durante la temporada de cría de seis meses y, a veces, no llueva en absoluto. La lluvia es un problema y mata cubiertos down-chicks las edades de 9 a 23 días, si no pueden calentarse y secarse después de fuertes tormentas en noviembre y diciembre, cuando las temperaturas son propensos a mojar. Si pollos pueden vivir 25 días o más, la mayoría tiene suficiente plumaje juvenil para protegerlos. Una vez que los polluelos se mueren, los padres no ponen huevos adicionales que temporada.
Los resultados se basan en la información del tiempo, recogido en el aeropuerto regional y por los investigadores en el campo, así como de los recuentos de pingüinos. Durante la época de reproducción los investigadores visitan nidos una vez o dos veces al día para ver lo que está sucediendo y grabar el contenido del nido, a menudo la caza de los pollitos cuando se mueven en torno a medida que envejecen.Cuando los polluelos desaparecen o son encontrados muertos, los investigadores se convierten en detectives en busca de evidencia de hambre, los depredadores o de otras causas de muerte, como ser picoteado o golpeado por otros pingüinos.
Acabo de volver de dos meses en el campo, dijo Boersma calor esta temporada tuvo un mayor número de polluelos de las tormentas. Esta variabilidad entre años es la razón por la cual el número de pollitos mueren por el cambio climático no es un ordenado, cada vez mayor cifra cada año. Con el tiempo, sin embargo, los investigadores esperan que el cambio climático será una causa cada vez más importante de la muerte.
También contribuyeron al aumento de las muertes por el cambio climático es el hecho de que, más de 27 años, los padres de pingüinos han llegado al sitio de reproducción más tarde y más tarde en el año, probablemente debido a que el pescado que comen también están llegando más tarde, dijo Boersma. La tarde en que los polluelos eclosionan años es más probable que todavía estarán en su etapa descendente cubiertos en caso de tormentas suelen recoger en noviembre y diciembre.
Además de la costa de Argentina, pingüinos de Magallanes también se reproducen en el lado de Chile de América del Sur y en las Falkand (Falkland) Islas, áreas de reproducción que comparte con otros 60 especies de aves marinas. Estas especies son también propensos a sufrir los efectos negativos del cambio climático, la pérdida de generaciones enteras como los pingüinos tienen en el área de estudio, dicen los coautores.
"El aumento de las tormentas es un mal presagio no solo para los pingüinos de Magallanes, pero para muchas otras especies", escriben.