Protección visual y macular reforzada Biodisponibilidad y estabilidad máxima

Una visión óptima es una elemento de salud esencial, sea cual sea la edad. La mácula, situada detrás del cristalino, permite a la vez la visión de los detalles y la diferenciación de los colores. La nueva formulación de Macula Plus en cápsulas blandas reúne todos los componentes necesarios para garantizar una nutrición óptima del ojo y garantiza una asimilación, una estabilidad y una biodisponibilidad reforzadas. 

La luteína, la zeaxantina y su estéreo-isómero, la mesozeaxantina, son los principales constituyentes del pigmento que recubre la región macular del ojo. Estos tres carotenoides antioxidantes, presentes en cantidades iguales en el centro de la retina, filtran la luz azul y protegen los fotorreceptores de los daños oxidativos. La densidad del pigmento macular varía según las personas y disminuye con la edad. Un aporte complementario regular permite protegerla.

La luteína pertenece al grupo de los pigmentos xantófilos. La alimentación moderna rara vez aporta más de 2 mg de luteína al día, mientras que, con frecuencia, se estiman como necesarias dosis entre cinco y diez veces superiores. La zeaxantina y la mesozeaxantina, por su parte, se producen en la retina a partir de la luteína. Con los años, esta conversión se hace cada vez peor y los niveles dezeaxantina y mesozeaxantina disminuyen. Los complementos frenan esta degradación y aumenta de manera significativa la densidad del pigmento macular.

Los estudios han mostrado que:
    • los niveles de luteína, zeaxantina y mesozeaxantina son más bajos que los ojos afectados por degeneración macular asociada a la edad (DMAE). El aporte complementario permite reforzar la densidad del pigmento macular y mejorar de este modo los mecanismos de la visión a un estado inicial de la degeneración macular y aumentar la protección del ojo contra las lesiones oxidativas;
    • el aporte complementario en luteína y zeaxantina protege frente a la aparición y la progresión de la catarata.
Macula Plus ha sido reforzada mediante la adición de cianidina-3-glucósido (C3G) y astaxantina. 

La astaxantina, un potente carotenoide antioxidante, alivia el cansancio ocular (causado especialmente por el trabajo frente a la pantalla o al ordenador, la luz artificial…). Aporta igualmente una protección complementaria contra las modificaciones inflamatorias susceptibles de agravar la degeneración macular y refuerza las defensas antioxidantes.

El C3G (cianidina 3-glucósido) es una antocianina púrpura, cuyo poder antioxidante es particularmente potente: protege los ojos de los ataques de los radicales. También permite la regeneración de la rodopsina, un pigmento esencial presente en las células fotorreceptoras del ojo y refuerza la visión nocturna. Esta nueva formulación, basada en las últimas investigaciones científicas, permite garantizar una nutrición óptima de la mácula y conservar una mejor visión a muy largo plazo.