miércoles, 29 de marzo de 2017

Importante reducir la ingesta de sal

Imagen de noticias HealthDay-- Reducir la ingesta de sal podría significar menos viajes al baño en medio de la noche, sugiere un nuevo estudio.
La mayoría de personas de más de 60, e incluso muchas más jóvenes, se levantan a orinar una o más veces por noche. Esto se conoce como nocturia. Esa interrupción puede conducir a problemas como estrés, irritabilidad o cansancio, que pueden afectar a la calidad de vida.
La nocturia tiene varias causas posibles, incluyendo (como halló este estudio) la cantidad de sal en la dieta.
"Este es el primer estudio en medir cómo la ingesta de sal afecta a la frecuencia de viajes al baño, así que debemos confirmar el trabajo con estudios más grandes", planteó el líder del estudio, Tomohiro Matsuo, de la Universidad de Nagasaki, en Japón.
"La micción nocturna es un problema real para muchas personas, sobre todo a medida que envejecen. Este trabajo plantea la posibilidad de que una simple modificación de la dieta podría mejorar de forma significativa la calidad de vida de muchas personas", dijo en un comunicado de prensa de la ESU.
El estudio incluyó a más de 300 adultos japoneses. Todos tenían una ingesta alta de sal y problemas para dormir. Se les dieron indicaciones y ayuda para reducir su ingesta de sal, y se les siguió durante 12 semanas.
La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA), recomienda que las personas consuman no más de 2,300 miligramos (2.3 gramos) de sodio al día. Eso equivale a más o menos una cucharadita de sal.
Idealmente, señala la AHA, las personas no deberían consumir más de 1,500 miligramos (1.5 gramos) de sodio al día. La sal de mesa está conformada por alrededor de un 40 por ciento de sodio, según la AHA.
Más de 200 personas en el estudio redujeron su ingesta de sal. Pasaron de un promedio de 11 a 8 gramos por día.
Con esa reducción en la sal, la cantidad promedio de viajes nocturnos al baño para orinar bajó de 2.3 a 1.4 veces por noche. La cantidad de veces que las personas necesitaban orinar durante el día también se redujo.
El descenso en las visitas nocturnas al baño también llevó a una mejora en la calidad de vida, dijeron los investigadores.
En comparación, los casi 100 participantes cuya ingesta promedio de sal aumentó (de 9.6 a 11 gramos al día) tuvieron un aumento en los viajes nocturnos al baño de 2.3 a 2.7 veces por noche, reveló el estudio.
El Dr. Marcus Drake es profesor en la Universidad de Brístol, en Inglaterra, y líder del grupo de trabajo de la Iniciativa sobre la Nocturia de la Oficina de Directrices de la ESU. "Se trata de un aspecto importante de cómo los pacientes podrían ayudarse a sí mismos a reducir el impacto de la micción frecuente. La investigación en general se enfoca en reducir la cantidad de agua que los pacientes beben, y la ingesta de sal generalmente no se toma en cuenta", dijo.
"Aquí tenemos un estudio útil que muestra cómo debemos considerar todas las influencias para obtener la mejor oportunidad de mejorar el síntoma", añadió Drake.
El estudio fue presentado el domingo en la reunión anual de la Sociedad Europea de Urología (European Society of Urology, ESU), en Londres. Los hallazgos presentados en reuniones generalmente se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor
FUENTE: European Society of Urology, news release, March 25, 2017

lunes, 27 de marzo de 2017

Infecciones polimicrobianas

Imagen de noticias HealthDay
MIÉRCOLES, 22 de marzo de 2017 (HealthDay News) -- Se está propagando por los medios sociales un "reto" en el que los niños usan borradores para frotarse la piel de sus brazos, a menudo mientras recitan el alfabeto u otras frases.
Los jugadores comparan las lesiones resultantes y el que tiene más lesiones es el "ganador".
El llamado "reto del borrador" ("eraser challenge") lleva un año circulando, pero los médicos advierten que no es una broma.
"El reto del borrador podría provocar dolor, quemaduras en la piel, cicatrices e infecciones locales", dijo el Dr. Michael Cooper, que dirige el Centro de Quemaduras del Hospital de la Universidad de Staten Island, en la ciudad de Nueva York.
Con tales lesiones, "en los casos graves, aunque raros, podría producirse una sepsis que podría ser letal, gangrena y la pérdida de un miembro", señaló.
Según USA Today, la escuela intermedia de East Iredell, en Statesville, Carolina del Norte, publicó recientemente una advertencia en Facebook sobre el reto del borrador.
"Los niños están frotando la piel con un borrador mientras hacen o dicen algo", dijo la escuela en la publicación. "Esto está provocando quemaduras graves y hemos visto varios casos así". 
Cooper se mostró de acuerdo.
"El reto del borrador podría parecer inofensivo y una muestra inocente de fanfarronería", comentó Cooper. "Pero las consecuencias podrían ser una desfiguración de por vida e incluso la muerte, y al igual que otros 'retos', no se debería hacer".
El Dr. Robert Glatter, médico de emergencias del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York, enfatizó que el riesgo de infecciones graves a partir del reto de borrador es preocupante.
"Las bacterias y las células de la piel muerta pueden colonizar los borradores con los que se ha frotado la piel", explicó. "Los borradores, que pueden estar hechos de materiales sintéticos, como el vinilo, plásticos y goma sintética, tienen hendiduras que proporcionan un ambiente cálido y húmero para que medren las bacterias. Las personas también se ponen los borradores en la boca, lo que les hace una trampa de infecciones polimicrobianas que pueden ser difíciles de tratar".
¿Qué se puede hacer? Glatter dice que la monitorización y la intervención parentales son clave.
"Los padres deben tener una conversación sincera con sus hijos sobre los peligros asociados con el reto del borrador", comentó. "Si usted encuentra abrasiones o heridas sin explicación en los brazos o las piernas de su hijo, es fundamental que le pregunte si ha participado en este reto".
Y Cooper indicó que el reto del borrador no es la única moda dañina que hay en los medios sociales.
"La llegada de los medios sociales, y la búsqueda interminable de reconocimiento y atención han hecho que la publicación de videos mientras se realizan actos peligrosos y sin sentido sea algo habitual y generalizado", dijo.
"El reto del fuego hace que se prendan fuego a sí mismos, lo que podría ser una amenaza para su vida, al prender un líquido de encendedor o alcohol que se han derramado por la piel", explicó Cooper. "Y, recientemente, un adolescente sufrió heridas graves cuando saltó en un lago en el que él sabía que había caimanes".
Y en cuanto al reto del borrador, dijo Glatter, "es simple: los borradores son para el papel, no para la piel".

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

sábado, 25 de marzo de 2017

Los beneficios de la col para tu salud

​12 beneficios de la col para tu salud
La col es un vegetal muy popular y es conocida por sus propiedades medicinales. Entre ellos, se cree que contiene productos químicos que previenen el cáncer, el alzheimer o el envejecimiento.
La historia del uso medicinal de la col se remonta a la Antigua Grecia, cuando se empleaba el jugo fresco de la col blanca para tratar los ojos doloridos o infectados. Los romanos y egipcios bebían jugo de col antes de las comidas para evitar la intoxicación.

Diferentes tipos de coles

Existen diferentes tipos de coles, y éstas pueden ser consumidas crudas o cocidos. El sabor de ésta varía, pero son alimentos ricos en vitaminas, hierro, y potasio, y son ampliamente utilizados en cocinas de diferentes culturas. 
Algunas de las variedades más populares de la col son: 
  • Coliflor: Puede tener diferentes tonalidades (blanca, morada o verde). Contiene gran cantidad de nutrientes y un escaso aporte calórico. 
  • Col de repollo: Es la col clásica. Se pueden distinguir dos tipos: las tempranas, de cogollos pequeños; y las tardías, de cogollos más grandes. 
  • Col de Milán: Tiene unas hojas características de color verde oscuro o claro. Se suele emplear en estofados, sopas y otros platos. 
  • Col de Bruselas: Es originaria de Bélgica tal y como su nombre indica, y destaca por su pequeño tamaño.
  • Col Morada: Como su nombre también indica, sus hojas tienen un color morado, por la presencia de un pigmento llamado antocianina. 

Beneficios de la col para la salud

Son muchos los beneficios de la col para nuestra salud. A continuación puedes encontrar una lista que ayudará a entender por qué debes tomar este vegetal.

1. Trata el acné

El azufre es considerado el "mineral de la belleza de la naturaleza". Tiene un efecto de secado sobre la piel que juega un papel determinante contra el acné. Asimismo, es vital para la síntesis de la queratina, una sustancia es esencial para el cabello sano, las uñas y la piel. También ayuda en la limpieza de la sangre y la eliminación de bacterias y toxinas del cuerpo.

2. Previene la caída del cabello

Los jugos crudos del repollo y el pepino son ricos en silicio y azufre, dos minerales esenciales para el crecimiento y la prevención de la caída del pelo. Combinar estos dos vegetales y aplicarlos directamente sobre el cuero cabelludo (con un masaje de 10 minutos) antes de ir a la cama es beneficioso para evitar la caída del pelo. Se puede realizar este procedimiento tres días a la semana. 

3. Favorece la digestión

La col es es muy rica en fibra y ayuda al cuerpo a retener el agua. La deficiencia de fibra provocar estreñimiento, que es la causa de muchas otras enfermedades y riesgos para la salud, tales como úlceras de estómago, dolores de cabeza, cánceres gastrointestinales, indigestión, etc.

4. Mejora la visión

La col es rica fuente de beta-caroteno. Es importante destacar que la col roja tiene casi 10 veces más el contenido de beta-caroteno de la col verde. El beta-caroteno juega un papel importante en el aumento de la visión, especialmente la visión nocturna, y ayuda a proteger el tejido ocular contra el daño de los radicales libres. 

5. Mejora el funcionamiento cerebral

Al ser rica en yodo, la col es beneficiosa para el funcionamiento adecuado del cerebro y el sistema nervioso. Este mineral también juega un papel determinante en el mantenimiento de la salud del sistema endocrino. Asimismo, la col de repollo contiene vitamina K y antocianinas que ayudan a mantener la función mental y la concentración a un nivel adecuado. 

6. Favorece la salud ósea

La col es rica en calcio, que, sin duda, es un mineral muy importante para la salud ósea. La col es también rica en magnesio y potasio. Juntos, estos tres minerales esenciales trabajan para la protección de los huesos contra la degradación. También es importante para prevenir algunos problemas óseos relacionados con la edad como la osteoporosis y el debilitamiento general del hueso.

7. Rejuvenece

La col de repollo contiene "indole-3-carbinol", un potente antioxidante que juega un papel importante en la desintoxicación del hígado. El hígado es el órgano responsable de filtrar las toxinas de la sangre. Es beneficioso para la piel mantener el hígado sano, que evita las manchas. Pero la vitamina C y la vitamina A también combate las arrugas y flacidez de la piel, son esenciales para ayudar a mantener los folículos pilosos sanos y los aceites de cuero cabelludo en buenas condiciones. En resumen, lucirás más joven. 

8. Ayuda a quemar grasa

La col ayuda a quemar grasa y, además, es el alimento clave de una dieta muy conocida llamada “dieta de la sopa de repollo”. Esta dieta se empleaba en los años 50 y todavía se usa en la actualidad. La dieta de sopa de repollo es un estricto régimen alimenticio que consiste en consumir sopa de repollo junto con otros alimentos bajos en calorías.

9. Mantiene una tensión arterial saludable

El potasio es bueno para la salud cardiovascular, pues es un vasodilatador, lo que significa que abre las arterias y venas y facilita el flujo de sangre. Gracias al potasio, su sangre no es forzada a atravesar las arterias y venas estrechadas. Esta simple expansión de las arterias ayuda a proteger contra la presión arterial alta y también disminuye el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. 

10. Previene el cáncer

Además de todas sus propiedades antioxidantes, la col también tiene una serie de compuestos anticancerígenos, como lupeol, sinigrina y sulforafano. La investigación de estos compuestos ha demostrado que estimulan la actividad enzimática e inhiben el crecimiento carcinógeno. Una investigación realizada en China demostró que el consumo de la col de repollo reducía significativamente la probabilidad de sufrir cáncer de mama. 

11. Músculos más sanos

La col de bruselas es un alimento rico en proteínas, y otros tipos de col contienen una abundante cantidad de glutamina. La glutamina es uno de los aminoácidos que se encuentran en más cantidad en nuestros músculos. Cuando existe un déficit de glutamina en el cuerpo, el organismo comienza a consumir su propio músculo, con la consecuente pérdida de tejido muscular. 

12. Previene enfermedades

Investigaciones recientes afirman que el consumo de col, especialmente la col roja, puede prevenir la enfermedad de Alzheimer. La vitamina K que se encuentra ampliamente en la col es responsable de esto.
Asimismo, el potasio presente en bok choy (col china) no sólo ayuda en el tratamiento de la hipertensión, sino que mantiene el nivel de azúcar en sangre bajo control. Este mineral también puede estimular nuestro bienestar mental aliviando la tensión, el estrés y la ansiedad.

lunes, 20 de marzo de 2017

La microbiota de aparato respiratorio

El tracto respiratorio es un sistema de órgano complejo que es responsable para el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono. El tracto respiratorio humano se extiende desde las fosas nasales hasta los alvéolos pulmonares y está habitada por comunidades de nicho específico de bacterias. La microbiota del tracto respiratorio probablemente actúa como un controlador de acceso que proporciona resistencia a la colonización por patógenos respiratorios. La microbiota respiratorio también podría estar involucrado en la maduración y el mantenimiento de la homeostasis de la fisiología respiratoria y la inmunidad. Los factores ecológicos y ambientales que dirigen el desarrollo de las comunidades microbianas en el tracto respiratorio y cómo estas comunidades afectan la salud respiratoria son el foco de la investigación actual. Al mismo tiempo, las funciones de la microbioma del tracto respiratorio superior e inferior en la fisiología del huésped humano están siendo estudiados en detalle. En esta revisión, vamos a discutir la evidencia epidemiológica, biológica y funcional que soporta el papel fisiológico de la microbiota respiratoria en el mantenimiento de la salud humana.

De un vistazo

figuras

izquierda
  1. gradientes fisiológicos y microbianas a lo largo del tracto respiratorio.
    Figura 1

jueves, 16 de marzo de 2017

Alteraciones en la dinámica mitocondrial

Alteraciones en la dinámica mitocondrial podrían explicar la disfunción en estos orgánulos asociada al desarrollo de distintas enfermedades metabólicas, como la diabetes tipo 2, y otras patologías vinculadas al envejecimiento, como los trastornos cardiovasculares y neurodegenerativos.
Las mitocondrias son los orgánulos encargados de producir la energía necesaria para el funcionamiento de las células. Una reciente revisión explica que la pérdida de función de estos orgánulos ya se había asociado al desarrollo de distintos tipos de enfermedades, además de postularse como una posible causa de envejecimiento. Sin embargo, las causas que subyacen a esta disfunción de las mitocondrias no son del todo conocidas.
La explicación de este fallo podría residir en la dinámica mitocondrial. Alteraciones en distintas proteínas que regulan la dinámica mitocondrial se asocian con el envejecimiento y enfermedades relacionadas con éste en diferentes organismos como levaduras, moscas, ratones y humanos. Los autores proponen que estas alteraciones podrían constituir un arma de doble filo promoviendo, por un lado, defectos intrínsecos en la función mitocondrial que conllevarían a una acumulación de daño mitocondrial, y por otro, evitando la eliminación de las mitocondrias dañadas.

miércoles, 15 de marzo de 2017

Los polifenoles que controlan los procesos degenerativos

Los colores maravillosos que lucen las frutas y las verduras no son más que sustancias químicas llamadas polifenoles. Y estas tienen el poder de enlentecer el paso de los años. Y el secreto para que la dieta sea la mejor medicina contra la vejez está en el equilibrio entre las proteínas, grasas y carbohidratos.
El verdadero antienvejecimiento empieza desde el interior de cada uno de nosotros. Por ello, las claves más importantes a la hora de vencer la batalla a las agujas del reloj biológico reside en alimentarse bien. Éste tema fue abordado en el 14º Congreso de la Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad (Semal), en Madrid.
Barry Sears, médico presidente de la «Inflammation Research Foundation» e investigador del Instituto Tecnológico de Massachusetts y de la Facultad de Medicina de Boston, en EE UU., explica que “Nuestras células pueden inflamarse a raíz de lo que comemos: esta inflamación celular es la razón por la que engordamos, sufrimos determinadas enfermedades y envejecemos antes”.
“Cuando reducimos esta inflamación estamos estabilizando los niveles de glucosa en sangre, eliminamos el exceso de grasa corporal y mejoramos nuestra energía física y agudeza mental», afirma el experto.

Los polifenoles

En este sentido, los polifenoles juegan un papel destacado. Se encuentran presentes en las frutas, las verduras, el café, el aceite de oliva, el chocolate o el vino tinto.
“Son las sustancias químicas que dan color a frutas y verduras, y que pueden activar el gen antienvejecimiento (SIRT-1), ralentizando así el proceso de envejecimiento y siendo, por tanto, la mejor medicina para combatir la obesidad, las enfermedades crónicas y la inflamación del cerebro”, según Sears.
El poder de los polifenoles no solo se encuentra en la cantidad que consumimos, sino en la que absorbe nuestro cuerpo, y sólo a dosis altas actúan como antioxidantes y antiinflamatorios, ayudando a alargar la vida.
“Hay que comer mucha más fruta y verdura de la que normalmente se consume, por lo que la utilización de suplementos de polifenoles concentrados puede ayudarnos, en ocasiones, a solucionar este problema”, agrega Sears.
La doctora Mercedes Larru, especialista en Nutrición y Dietética del Centro Clínico Zurbano de Madrid, aclara que debe haber “un equilibrio entre hidratos de carbono, proteínas y grasas, y un aporte adecuado de vitaminas y minerales”.
De acuerdo a esta recomendación:
  • Los hidratos de carbono: conviene que tener un bajo índice glucémico. Este índice mide cómo los carbohidratos elevan la glucosa en sangre. Se deben elegir alimentos como verduras (tomate, alcachofas, coliflor), frutas (manzana, ciruela, cerezas, pera), cereales como el centeno o la pasta integral y legumbres (lentejas, judías y garbanzos), que son los más recomendables.
  • Las proteínas, siempre debemos cuidar su calidad asegurándonos que nos aportan todos los aminoácidos esenciales que nuestro organismo no puede fabricar por sí mismo y, al mismo tiempo, que sean pobres en grasas saturadas. Carne de ternera, pollo, pavo; los pescados, los mariscos, los huevos y los lácteos bajos en grasa son la mejor opción, refiere la doctora Larru.
  • El tipo y la cantidad de grasa deben cuidarse. Los ácidos grasos poliinsaturados presentes en aceites vegetales y en pescados blancos y azules, deben son imprescindibles en nuestra dieta. El papel de los ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6 son muy importantes pero nuestro organismo no tiene capacidad para fabricarlos y debe recibirlos a través de los alimentos. El exceso de consumo de grasas saturadas (carnes con grasa, quesos curados, mantequilla) puede terminar perjudicando el organismo.
.
Fuente: larazon.es
Dra. Rosa Emilia Fadlallah

lunes, 13 de marzo de 2017

Las grasas tienen la llave de las metástasis

00
<p>Microtentáculos en la superficie de un tumor de mama. Imagen: NCI Visuals Online</p>
Microtentáculos en la superficie de un tumor de mama. Imagen: NCI Visuals Online
El cáncer es un enemigo a distancia. Nace y crece en un lugar concreto, pero hasta el 90% de las muertes que provoca dependen de los viajes que sus células emprenden por otros rincones del organismo: las metástasis.
Pero las claves de esas metástasis siguen jugando al escondite en los laboratorios. Aunque había sospechas, ni siquiera se conocían qué células concretas del tumor las iniciaban. Y, lo más importante, no existe ningún tratamiento específico ni eficaz contra ellas.
Ahora, una investigación liderada por el grupo de Salvador Aznar, investigador ICREA en el Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona), apunta a una pequeña gran revolución. El estudio que publica su equipo en la revista Nature ha dado tres saltos: identifica las células de origen de la metástasis en varios tipos de tumores; revela que se diferencian del resto porque dependen de las grasas –entre ellas, del ácido palmítico de muchas comidas procesadas–; y da con un marcador que, al inutilizarlo en ratones, previene por completo la formación de metástasis y reduce las ya existentes.
Este ha sido su viaje y hasta dónde han llegado.

La serendipia de las células iniciales 

“Nosotros no pretendíamos estudiar las metástasis”, comenta a Sinc Salvador Aznar. “Yo llevaba tiempo analizando las células madre del cáncer y quería profundizar en un tipo particular, las células quiescentes o dormidas”.
Una teoría cada vez más aceptada sostiene que un tumor, igual que un tejido normal, tiene unas células madre que lo originan y a partir de las cuales se derivan todas las demás. Pero dentro de ellas hay un subgrupo compuesto por células madre dormidas, que parecen funcionar como una reserva. "Podrían ser más resistentes a los tratamientos y estar detrás de las recaídas tras la quimioterapia. Eso era lo que pretendíamos estudiar”, añade Aznar.
“No pretendíamos estudiar las metástasis, pero ante los resultados cambiamos completamente el objetivo de la investigación”, explica Aznar
La sorpresa llegó cuando trataron de separarlas y aislarlas. Usando muestras de pacientes con cáncer oral vieron que había, en efecto, células madre de ciclo más lento. “Pero cuando las analizamos, ellas mismas nos dijeron que tenían algo que ver con las metástasis, porque expresaban muchos genes relacionados con estas. Parecían adipocitos, células de la grasa. En ese momento cambiamos completamente el objetivo de la investigación”.
Para poder jugar con las células se necesita encontrar una cerradura que las diferencie. De entre todos los genes especialmente activos de las células dormidas había uno que llamaba la atención. Se llama CD36 y la proteína a la que da lugar es una puerta de entrada de ácidos grasos a las células.
Jugando con ella en ratones, los resultados fueron impactantes: cuando se aumentaba en los tumores orales, que suelen dar metástasis a los ganglios linfáticos en un 20% de las ocasiones, el porcentaje aumentaba hasta un 80% y los ganglios eran 40 veces más grandes. Al contrario, cuando se usaban anticuerpos que la bloqueaban, las metástasis disminuían entre un 80% y un 90%. En algunos casos incluso desaparecían. Y si se administraban antes de introducir las células cancerígenas, prevenían por completo su aparición. Todo ello, curiosamente, sin afectar apenas al tumor de origen.
Al revisar datos de estudios previos, el grupo de Aznar observó que el aumento de CD36 en pacientes con cáncer de pulmón, mama o vejiga también estaba relacionado con un peor pronóstico. Y cuando probaron en los ratones con melanoma o cáncer de mama, los resultados fueron muy parecidos. En el artículo hablan de un mecanismo general de metástasis.
NATURE_Aznar_Pascual_IRBBarcelona_02
Aznar y Pascual en su laboratorio del IRB. Imagen: IRB

El primer marcador para un posible tratamiento

¿Por qué nadie lo había estudiado antes? “No lo sé”, reconoce Aznar. “Los datos estaban ahí y algunos ya habían mostrado la relación con el pronóstico, pero quizá la gente prestaba atención a aquello que le interesaba. Se parece a lo que ha sucedido con CRISPR, cuya existencia descubrió un español hace años pero hasta mucho después no hubo quien vio las posibilidades y desarrolló la técnica”.
Ahora están trabajando con MRC Technology, del Reino Unido, para desarrollar anticuerpos que puedan probarse en humanos. Ese es el verdadero salto. “Esperamos conseguirlos –comenta Aznar– y que no se queden en el camino. En cualquier caso habrá que esperar unos años”. Un aspecto positivo es que, al menos en ratones y administrados durante periodos no demasiado largos de tiempo, los efectos secundarios no parecen graves. Otro: los ratones no parecían generar resistencias, presentes en la inmensa mayoría de las terapias dirigidas contra el cáncer.
El estudio identifica las células que inician la metástasis en varios tipos de cáncer y abre la puerta a nuevos tratamientos
Para Joan Massagué -asesor científico del propio IRB y director del Instituto Sloan Kettering-, que no ha participado en el estudio, “este trabajo es una excelente contribución al creciente conocimiento sobre las células que originan las metástasis”. Entre sus limitaciones, apunta que “está basado casi exclusivamente en metástasis a nódulos linfáticos, que no son las más temibles, y ha sido realizado en ratones desprovistos de inmunidad, que es una barrera fundamental contra ellas”.
Aznar, sin embargo, señala que “también hicimos experimentos donde se veía la relación con metástasis a pulmón, hígado o hueso”. Y aunque la mayor parte de los datos provienen de ratones sin inmunidad, “hicimos algunos ensayos con ratones inmunocompetentes y los resultados eran similares”.
Para Héctor Peinado, jefe del grupo de Microambiente y Metástasis en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), y que tampoco ha participado en el estudio, “habría que estudiar en detalle cada tipo tumoral para saber si se trata de un mecanismo universal, pero es sin duda un nuevo hit en el campo de la lucha contra la metástasis. Existe información muy limitada sobre las células que las inician. Es un gran paso el hecho de tener un marcador que puede servir de diana terapéutica, conocer el mecanismo implicado y la existencia de una terapia que podría combinarse con las actuales”.
La investigación tiene, por tanto, un doble valor. Por una parte permite identificar las células que inician la metástasis en al menos varios tipos de cáncer, lo que acelerará y mejorará la investigaciones. Por otra, abre la puerta a posibles nuevos tratamientos. Pero hay una tercera pata: la relación con las grasas y nuestro estilo de vida.

Las metástasis responden a las grasas

El vínculo entre una dieta rica en grasas y algunos tipos de cáncer, como los de colon y mama, es ya conocido, pero no tanto su correspondencia con las metástasis. “Hasta el momento se han descrito algunos estudios que describen la obesidad como un factor de riesgo de metástasis en cáncer de páncreas y algunos tipos de mama, pero los mecanismos implicados se desconocen”, afirma Peinado.
hamburguesa grasa
Cuando las células tumorales se incubaban con ácido palmítico, abundante en las carnes, grasas lácteas y aceites de coco y de palma, estas parecían recordar la relación y producir más metástasis tras inocularse en los ratones. Imagen: Pixabay
Teniendo en cuenta que las células iniciadoras parecían grasas, y la importancia de CD36 como puerta de entrada, el grupo de Aznar diseñó una serie de experimentos para comprobar cómo podía afectar la dieta de los ratones al desarrollo de metástasis. Los resultados fueron contundentes: había más y mayores metástasis cuando su dieta contenía más grasas. Y no hacía falta llevarla a valores desproporcionados. “Eran el equivalente a lo que llamamos una dieta de cafetería en humanos”, apunta Aznar.
Los ratones del experimento sufrían más y mayores metástasis al ingerir más grasas, equivalentes a las de una dieta de cafetería
El mecanismo exacto aún se desconoce. “Podría ser que permitan a las células obtener más energía y resistir mejor el estrés que les debe suponer salir de su entorno y colonizar otros tejidos”, sostiene Aznar. Pero “también podrían jugar un papel otros procesos, no solo la obtención de energía”. De hecho, no todas las grasas parecen perjudiciales: por ejemplo, el consumo de aceite de oliva en la dieta mediterránea se asocia con cierta protección contra el cáncer.
De momento hay al menos un sospechoso claro. Cuando las células tumorales se incubaban con ácido palmítico, estas parecían recordar la relación y producir más metástasis tras inocularse en los ratones. El dato es importante: el ácido palmítico está presente en el aceite de palma o de coco, incluidos en muchos de los productos industriales procesados. “No lo sabemos aún, pero este hecho podría estar detrás del aumento de mortalidad en algunos tipos de cáncer que se ha observado en los últimos años”, sostiene Aznar.
Averiguarlo con exactitud es muy complicado. Implicaría diseñar grandes estudios epidemiológicos de muy difícil seguimiento. Una forma indirecta pero más plausible es la que va a iniciar el grupo del propio Aznar. “Tenemos acceso a muchas muestras de pacientes con cáncer. En colaboración con el Hospital Vall d´Hebron, que también participó en este estudio, queremos analizar si hay una relación entre las grasas presentes en sangre y el riesgo de desarrollar metástasis”.
Otra puerta lógica que se abre es la posibilidad de ofrecer tratamientos dietéticos. ¿Podría una dieta baja en grasas mejorar el pronóstico de los enfermos? “Estamos estudiando también hacer un ensayo clínico para averiguarlo”, comenta Aznar. “Pero es complicado. La labor de seguimiento es muy cara y obtener financiación cuando no hay detrás un posible beneficio económico es más difícil”.
De momento el viaje tiene tres patas. El tiempo dirá si llega la cuarta, la que lo confirme.
Zona geográfica: España
Fuente: SINC

Jesús Méndez


jueves, 9 de marzo de 2017

Acrilamida: por qué debes dejar de comer patatas fritas ya

Esta sustancia potencialmente cancerígena se encuentra en la parte tostada de los alimentos con almidón. Lo mejor es evitar su consumo.

Lucía Martínez
En el informe 2011 de Aditivos Alimentarios de la FAO-OMS, se dice que el alimento que más acrilamida aporta a la dieta de los europeos son las patatas fritas (10-60%) seguidas de las patatas chips (10-22%). Luego están las galletas y productos de pastelería (10-15%), el pan y las tostadas (13-34%).
Es posible que no sepas qué es la acrilamida. En realidad, hace relativamente pocos años que se oye hablar de ella. La primera vez que unos investigadores aislaron esta sustancia fue en 2002, en la Universidad de Estocolmo. Desde entonces se ha especulado sobre su supuesto efecto cancerígeno, sobre su alta presencia en las patatas fritas, sobre la necesidad de limitar su consumo…
En el año 2015 la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria emitió un informe en el que se concluía que las personas que ingieren más acrilamida pueden tener un riesgo aumentado de cáncer, según indican las evidencias obtenidas de estudios con animales.
Por ello conviene conocer qué es la acrilamida, qué sabemos con certeza de ella, qué riesgo real supone para nuestra salud y qué podemos hacer para disminuir su presencia en nuestra alimentación.

¿Qué es la acrilamida?

La acrilamida es un compuesto orgánico que se forma en los alimentos ricos en almidón (como las patatas) o los derivados de cereales (como el pan) durante su cocinado, especialmente cuando se alcanzan temperaturas superiores a los 120 ºC. También la podemos encontrar en el humo de tabaco y en algunos papeles, tintes y plásticos.
Se crea cuando un aminoácido llamado asparagina reacciona con azúcares presentes en los alimentos (fructosa y glucosa sobre todo) como parte de la reacción de Maillard, que es la responsable del color tostado o acaramelado que toman estos productos al asarse, freírse o tostarse. Es lo que vemos como color dorado en la corteza del pan, una galleta, o las puntas de las patatas fritas. Es en esas partes tostadas y crujientes donde se concentra la mayor parte de la acrilamida.

Los alimentos más ricos en acrilamida

Según un informe de la OMS de 2002, uno de los alimentos que contienen acrilamida en mayor cantidad son las patatas fritas. Y otros alimentos ricos en acrilamida son el café, los panes y otros productos de panadería y bollería, además de galletas, crackers y similares. También se encuentra en los cereales de desayuno del tipo «copos tostados». Y en menor cantidad se halla en frutos secos tostados, aceitunas negras, verduras asadas y frutas deshidratadas.

Consejos para reducir el consumo de acrilamida

  • Blanquear las patatas antes de freírlas, sumergiéndolas primero en agua hirviendo, y secarlas en el horno después de fritas.
  • Minimizar las cocciones a altas temperaturas en los alimentos ricos en almidón. Se pueden utilizar técnicas de cocina más suaves como el hervido, el vapor o el salteado en lugar de la fritura, horneado o asado.
  • Al tostar el pan, hay que evitar que adquiera un tono dorado oscuro, y no consumir las partes quemadas.
  • La base de la dieta debería ser frutas, verduras y hortalizas frescas, así como productos poco procesados (frutos secos, legumbres, huevos…). Y conviene reducir al mínimo el consumo de snacks y otros productos horneados industriales, y sustituirlos por opciones saludables.

Alimentos prescindibles

Así pues, aunque aún no tenemos datos concluyentes sobre el tema, los disponibles aconsejan ser precavidos y prescindir al máximo de alimentos altamente procesados procedentes de cereales o almidones (bollería, galletas, patatas chips, cereales de desayuno…).
Limitar su consumo siempre es saludable porque, además del posible contenido elevado en acrilamida, suelen ser productos refinados, ricos en azúcar (o en sal, en el caso de las patatas chips) y en grasas de mala calidad que en modo alguno deberían formar parte de manera habitual de la alimentación.
Por suerte, por tanto, los mayores niveles de acrilamida se encuentran en alimentos que no necesitamos consumir. O solo ocasionalmente.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Niveles bajos de vitamina E

Randy Dotinga 

Imagen de noticias HealthDay
-- Los niños nacidos de madres con unos niveles bajos de vitamina E podrían ser más propensos a desarrollar asma, sugiere una nueva investigación.
Cuando las madres tenían unos niveles bajos de un tipo específico de vitamina E según medidas tomadas de inmediato tras el parto, sus hijos eran más propensos a desarrollar respiración sibilante y a haber sido tratados con medicamentos para el asma en los dos primeros años de vida, encontró el estudio.
"Las fuentes más importantes de vitamina E son los aceites", como el aceite de girasol, de cártamo, de maíz, de soya y de canola, apuntó en un comunicado de prensa de la Academia Americana de Alergias, Asma e Inmunología (American Academy of Allergy, Asthma & Immunology, AAAAI) el autor líder del estudio, el Dr. Cosby Stone.
Stone dijo que las investigaciones anteriores de su equipo con ratones habían sugerido el vínculo entre la vitamina E y el asma. Stone trabaja en el Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville.
"Planteamos la hipótesis de que los niveles maternos de vitamina A, que reflejan los niveles que el feto encuentra durante el embarazo", afectarían la forma en que los niños respiran, comentó. 
El estudio siguió la salud de más de 650 niños y sus madres durante los dos primeros años de vida de los niños. Los investigadores también preguntaron a las madres específicamente si sus hijos tenían problemas para respirar o utilizaban medicamentos para el asma.
Los investigadores encontraron que los niños que tenían respiración sibilante o necesitaban medicamentos para el asma eran más propensos a tener madres que tuvieron niveles más bajos de vitamina E justo después del nacimiento. 
Específicamente, tenían unos niveles más bajos de una sustancia encontrada en la vitamina E, llamada alfa-tocoferol. Los aceites de girasol y de cártamo proveen los niveles más altos de esa sustancia, apuntó Stone.
Pero el estudio solo encontró una asociación entre los niveles de vitamina E y los síntomas de asma. No mostró una relación causal.
Los hallazgos se presentaron el sábado en la reunión anual de la AAAAI, en Atlanta, y se publicaron simultáneamente en un suplemento de la revista The Journal of Allergy and Clinical Immunology.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor
FUENTE: American Academy of Allergy, Asthma & Immunology, news release, March 4, 2017
HealthDay
Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Más noticias de salud en:
  • jueves, 2 de marzo de 2017

    ADN para ordenar y organizar moléculas


    Científicos han desarrollado este nuevo método que serviría para aplicaciones microelectrónicas y biomédicas, incorporando moléculas de forma ordenada “a la carta”. El trabajo, liderado por el CSIC, se ha publicado en la revista Advanced Materials. Los segmentos de ADN se acoplan entre ellos como piezas de ‘lego’ y pueden usarse como  “adhesivo” para acoplar otras moléculas funcionales o nanomaterialesDesde hace pocos años se investiga el uso de ADN como base para obtener nanodispositivos, aprovechando el hecho de que los segmentos de ADN se acoplan entre ellos como piezas de ‘lego’. Además, estos segmentos de ADN se pueden usar como “pegamento” para acoplar otras moléculas funcionales o nanomateriales. Así se pueden generar estructuras de varios componentes con una gran precisión que se pueden utilizar para la creación de superficies sensoras o sistemas de direccionamiento de medicamentos, entre otros usos.
    Sin embargo, aun no se ha conseguido un método para integrar de forma fácil estas estructuras de ADN dentro de otros dispositivos microelectrónicos.
    Ahora, un trabajo liderado por el CSIC, y publicado en la revista Advanced Materials, ha conseguido un importante avance en esta línea. El equipo, liderado por Ramon Eritja, profesor de investigación del CSIC en el Instituto de Química Avanzada de Catalunya (IQAC), ha ideado un proceso de litografía molecular para crear patrones en superficies de oro. Este proceso  puede ser implementado para la creación de pequeños circuitos dentro de los dispositivos microelectrónicos.
    El trabajo ha contado con la participación de científicos del Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC), y de la Universidad de Barcelona (UB), la mayoría de ellos integrados en el Centro de Investigación Biomédica en Red de Bioingeniería, Biomateriales y Nanomedicina (CIBER-BBN).

    Doblar el ADN como si fuera papel

    El método se basa en el uso de la técnica de la papiroflexia del ADN (en inglés DNA origami), en la que se parte de una gran cadena de ADN de origen viral que se va plegando de forma natural gracias a otros pequeños segmentos de ADN (oligonucleótidos) que actúan como si fueran grapas, hasta obtener diseños diversos. De ahí viene precisamente su nombre, tomado del tradicional arte oriental que crea figuras plegando una hoja de papel en distintas formas.   
    Las estructuras obtenidas pueden usarse como plantillas para colocar proteínas, nanopartículas, enzimas o cualquier otra molécula funcional siguiendo un patrón predeterminado. 
    Usando esta técnica, los científicos han fijado primero, en una superficie de oro, un conjunto de moléculas de ADN de unos 10 micrómetros cuadrados que contiene unos 250 segmentos de ADN de forma ordenada. Entre cada uno de los segmentos de ADN hay una distancia de pocos nanómetros.
    Para la generación del patrón –en este caso, una línea- se han modificado 12 de los 250 oligonucleótidos grapa con un compuesto químico (un grupo tiol) que reacciona con la superficie de oro. No obstante, se podría “dibujar” cualquier otra forma como patrón.  “De esa forma, esas moléculas marcadas de ADN y sólo esas reaccionan cuando son fijadas sobre la superficie de oro, que es la base habitual de los microdispositivos”, explica Ramon Eritja, científico del CSIC en el Instituto de Química Avanzada de Catalunya.

    Han conseguido integrar, sobre las superficies de los circuitos, estructuras de ADN a una escala inferior a los 10 nanómetros, algo que hasta ahora no se había podido conseguir

    Cuando las moléculas de ADN marcadas se han unido a la superficie de oro, se eliminan las otras que no están marcadas así como el ADN viral. Es así como se consigue transferir a la superficie de oro el patrón lineal de oligonucleótidos, el cual, a su vez, puede atraer y unir nanomateriales funcionalizados con cadenas complementarias a las grapas de ADN. 
    Es como crear un sello o un tampón, que se puede integrar en los procesos de fotolitografía que se usan habitualmente para crear circuitos microelectrónicos, y que permite “estampar” e integrar, sobre las superficies de oro de los circuitos, estructuras o patrones de ADN a una escala inferior a los 10 nanómetros. Algo que hasta ahora no se había podido conseguir.

    Aplicaciones

    La tecnología actual permite sintetizar y marcar centenares de oligonucleótidos con gran rapidez, lo que permitiría trasladar este método a escala industrial.
    Este método permite la obtención de superficies con muchas moléculas dispuestas de forma ordenada, siguiendo patrones moleculares de tamaño nanométrico. Estas superficies se podrían utilizar para crear circuitos más pequeños que los actuales (por ejemplo, lápices de memoria con una capacidad 100 veces mayor que los actuales) o superficies sensoras de alta resolución. En esta última aplicación, se podría aprovechar el pequeño tamaño de los patrones obtenidos para incorporar de forma ordenada muchos sensores en una superficie muy pequeña. Así, por ejemplo, se podría analizar un centenar de sustancias en una plaquita de oro más pequeña que una célula.

    Artículo de referencia: DNA origami-driven lithography for patterning on gold surfaces with sub-10 nanometer resolution. Gállego, I., Manning, B., Prades, J.D., Mir, M., Samitier, J., Eritja, R. Adv. Materials, 2017. doi: 10.1002/adma.201603233