sábado, 15 de abril de 2017

La FDA advierte de las 'curas' falsas para el autismo

No se deje engañar por productos que afirman curar el autismo, advierte la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.
El trastorno del neurodesarrollo no tiene cura, enfatizó la agencia. Pero abundan las "curas" y terapias faltas, desde la eliminación de toxinas hasta la leche de camella.
Algunos de esos tratamientos fraudulentos podrían ser nocivos y se deben evitar, dijo el miércoles la agencia.
Entre ellos: las terapias de quelación, la terapia hiperbárica de oxígeno, y los baños de detoxificación con arcilla.
Los trastornos del espectro autista afectan a alrededor de uno de cada 68 niños en Estados Unidos, y a los chicos con mucha más frecuencia que a las chicas.
"La gravedad y los síntomas del autismo varían ampliamente. Las terapias e intervenciones existentes para el autismo están diseñadas para abordar síntomas específicos, y pueden resultar en mejoras", comentó la Dra. Amy Taylor, pediatra de la FDA, en un comunicado de prensa de la agencia.
Los niños con un trastorno del espectro autista tienen dificultades con la interacción social y la comunicación. Con frecuencia exhiben conductas repetitivas y tienen intereses limitados y obsesivos, según los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.
Algunos medicamentos aprobados por la FDA pueden ayudar a controlar los síntomas del autismo. Por ejemplo, antipsicóticos como la risperidona (Risperdal) y el aripiprazol (Abilify) se recetan a los niños para tratar la irritabilidad asociada con el autismo.
Pero hay una larga historia de tratamientos y modas para el autismo que han fracasado. Entre éstas se encuentran:
Las terapias de quelación que supuestamente limpian el cuerpo de sustancias tóxicas y metales pesados. Vienen en forma de aerosol, supositorios, cápsulas, gotas líquidas y baños de arcilla.
Los agentes de quelación aprobados por la FDA solo están disponibles con receta. Están aprobados para el tratamiento de intoxicación con plomo y sobredosis de hierro, pero no para el tratamiento ni la cura del autismo. Esos productos solo se deben usar bajo supervisión profesional, porque pueden privar al cuerpo de minerales importantes y conducir a problemas graves y potencialmente mortales, enfatizó la FDA.
La terapia hiperbárica con oxígeno, otro tratamiento no probado para el autismo, conlleva respirar oxígeno en una cámara presurizada. Tiene aprobación de la FDA solo para ciertos usos médicos, como tratar la enfermedad por descompresión que sufren los buzos.
Los baños de detoxificación con arcilla, que se mercadean con afirmaciones falsas de que ofrecen "mejoras dramáticas" para los síntomas del autismo, dijo la FDA. Se dice que los productos, que se mezclan con el agua de la bañera, sacan las toxinas, contaminantes y metales pesados del cuerpo.
La leche cruda de camella y los aceites esenciales están entre otros productos que se venden como tratamientos para el autismo. Pero según la FDA, no se ha probado su seguridad ni su efectividad.
Jason Humbert, funcionario de regulación de la Oficina de Asuntos Regulatorios de la FDA, aconsejó: "muéstrese desconfiado con los productos que afirman tratar una amplia variedad de enfermedades". 
Humbert citó varias formas en que los consumidores pueden identificar las afirmaciones falsas o engañosas sobre productos que pretenden curar o tratar el autismo.
Comprenda que los testimonios personales no son un sustituto de las evidencias científicas, dijo. 
Además, pocas enfermedades o afecciones se pueden tratar rápidamente, así que tenga cuidado con cualquier terapia que pretenda ser una "cura rápida", añadió.
De forma similar, las "curas milagrosas" que presumen de ser avances científicos o ingredientes secretos probablemente sean un engaño, comentó Humbert.
Antes de usar cualquier terapia o producto poco conocido que afirma que trata o cura el autismo, consulte a su médico, planteó la FDA.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor
FUENTE: April 14, 2017, news release, U.S. Food and Drug Administration