Personas con baja autoestima tienen más predisposición a ser adictas al teléfono móvil

Baja autoestima, grado elevado de extraversión, poco nivel de responsabilidad y escasa estabilidad emocional serían los rasgos de la personalidad que predisponen a padecer nomofobia (no-mobile-phone phobia), una adicción que se manifiesta con un elevado grado de ansiedad por no tener el teléfono móvil al alcance de la mano o no poder utilizarlo.
Los investigadores realizaron encuestas de evaluación a 242 estudiantes (53,3% mujeres) de bachillerato (49,2%) o universitarios (50,8%), que incluían un test de autoestima y otro de personalidad. El trabajo, el primero que se lleva a cabo en población latina y de habla castellana, muestra que hay cuatro rasgos fundamentales, los antes citados, para que aparezca esta adicción. Esas características de la personalidad tienen además carácter acumulativo, por lo que personas con baja autoestima y poca estabilidad emocional tendrán más predisposición a padecer esta adicción que otras que sean extravertidas, por ejemplo.
El rápido desarrollo que ha experimentado la tecnología en los últimos años ha hecho variar los hábitos de las personas, especialmente en cuanto al uso de los teléfonos inteligentes. Algunos estudios muestran que en países como Estados Unidos, un 92% de los adolescentes se conectan al móvil cada día, y un 24% de ellos afirma estar en línea casi de forma constante.