lunes, 17 de julio de 2017

Un parche transpirable se adhiere a la piel para medir a constantes vitales

0
<p>La corriente eléctrica de una batería flexible situada cerca del nudillo fluye a través del conductor y alimenta el LED justo debajo de la uña. / 2017 Someya Laboratory</p>
La corriente eléctrica de una batería flexible situada cerca del nudillo fluye a través del conductor y alimenta el LED justo debajo de la uña. / 2017 Someya Laboratory
En los últimos años, los aparatos electrónicos portátiles empleados para monitorizar las constantes vitales han perfeccionado su rendimiento y características. Gracias al empleo de materiales ligeros y altamente elásticos, estos nuevos dispositivos conectados directamente a la piel han permitido realizar mediciones de gran precisión.
Sin embargo, diferentes pruebas dermatológicas han demostrado que los parches cutáneos fabricados hasta el momento no permiten la transpiración y causan irritaciones e inflamaciones en la piel.
Para lidiar con estos inconvenientes, un equipo de científicos de la Universidad de Tokio (Japón) ha creado un sensor electrónico hipoalérgico que se puede adherir a la piel durante una semana sin provocar daños cutáneos a la persona que lo lleva.
El dispositivo, presentado en la revista Nature Nano Technology, está construido a escala nano a partir de unas finas mallas transpirables que no dañan la piel, y que permiten monitorizar las constantes de una persona de forma continua durante un largo periodo de tiempo.
“Será posible monitorizar las constantes vitales sin causar estrés o incomodidad al paciente”, dice el experto
El aparato contiene un polímero –soluble en agua– de alcohol de polivinilo (PVA) y una capa de oro. Así, esparciendo un poco de agua en la piel y aplicando después el parche, el PVA se disuelve y permite al dispositivo pegarse sin problemas. Además, el sensor se adapta a las superficies curvilíneas.
Un sensor adaptado a cada persona
Los ingenieros han probado el parche cutáneo en más de 20 personas durante una semana y no han detectado ningún problema en la piel de los participantes. En las pruebas de permeabilidad, los expertos han observado que el dispositivo intercambia una mayor cantidad de gases que los materiales de otros sensores. También han certificado la durabilidad mecánica del aparato y su fiabilidad a la hora de realizar electromiogramas.
“Será posible monitorizar las constantes vitales sin causar estrés o incomodidad al paciente”, asegura Takao Someya, autor principal del estudio. Además de usarse para cuidados médicos, este nuevo dispositivo podría emplearse para controlar las constates fisiológicas de deportistas y mejorar su rendimiento, asegura el científico.
Referencia bibliográfica:
Takao Someya, et al. "Inflammation-free, gas-permeable, lightweight, stretchable on-skin electronics with nanomeshes". Nature Nano Technology. (2017)
Zona geográfica: Asia
Fuente: SINC